VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

jueves, 14 de enero de 2016

20 Años De... Red Hot Chili Peppers // One Hot Minute // 1995


Hora del recuerdo. Viajamos dos décadas atrás y recordamos al patito feo de los fantásticos Red hot chili peppers, aquel disco del que reniegan hasta el día de hoy y del que no interpretan un solo tema en sus recitales. Me refiero por supuesto a One hot minute, el álbum más oscuro de la banda y el primero, tras haber encontrado el éxito, sin John Frusciante en las guitarras.  

Corría 1992 y luego de un glorioso Blood sugar sex magic ('Give it away' + 'Under the brigde' sonaron hasta el cansancio) la banda colapsaba el plena gira. Sin más, John Frusciante alega el no soportar el ritmo y decide dar un paso al costado (tal como ha vuelto a hacer en 2010). En su reemplazo la agrupación decide recurrir a la figura de Dave Navarro, el entonces ex guitarrista de Jane's Addiction, cuyo estilo se contraponía por completo al sonido tradicional de la banda, lo cual desde ya planteaba una fórmula arriesgada que en su momento generó ansiedad e incertidumbre en idénticas proporciones. 

Agosto de 1995 y en pleno auge de la era MTV llega a nosotros el video de 'Warped' (Deformado), tema seleccionado para iniciar la promoción de One hot minute. La banda, consiente del poder que tenía en ese entonces el video clip, decide poner absolutamente toda la carne sobre la parrilla acompañando este primer sencillo. Escogen un tema que musicalmente rompe con todo lo realizado en el pasado (nunca sonaron tan duros como acá) y filman un video de estética oscura, agresiva y repleto de connotaciones sexuales. El clip incluso cierra con un Anthony Kiedis besando contra la muralla a Navarro, un Kiedes que además vomita en la interpretación de 'Warped' toda la rabia contenida a raíz de sus adicciones ("mi tendencia hacia la dependencia está ofendiéndome, volcándome / Pretendo ver que soy fuerte y libre de mi dependencia ... que me está deformando")

Antes de avanzar con el disco quisiese agregar que 'Warped' es precisamente la canción que me acercó a Red hot chili peppers, yo estoy entre quienes conectaron con la banda tras este tema, a diferencia de los fans más tradicionales que seguramente marcaron distancia frente a todo este cambio musical y estético que se proponía.  


En contra partida con 'Warped' el álbum continuará con 'Aeroplane', una mucho más melódica, amigable al oído e incluso enternecedora gracias al mítico cierre a cargo de un conjunto de niños. La banda demostraba ser capaz de funcionar con igual talento en extremos opuestos. Lo mismo ocurriría con los siguientes singles del álbum, mientras 'My friends' era una preciosa y sentida balada acústica, 'Coffee shop' retomaba la veta más funk rock de los Peppers, con un Flea por cierto que si por lo general está muy bien, acá se muestra extraordinario.

Los cuatro singles de One hot minute fueron explotados de gran manera, aunque junto con ellos aparece el gran defecto con que carga el álbum: su desequilibrio. Si bien en las mencionadas, más otras como 'Deep kick' o 'One big mob' la fórmula Red hot + Navarro funciona a la perfección, en el resto del disco el asunto no marcha con igual fluidez. En medida que el trabajo avanza y se acerca (lentamente) al cierre no encontramos demasiados puntos altos, la pasada por 'Walkabout' + 'Tearjerker' + 'One hot minute' (la canción) entrega quince minutos de monotonía, y aunque algo mejora el asunto tras el funk de 'Falling into grace' y el rock de 'Shallow be thy game' (lo mejor que suena en toda esta recta final) no me parece que alcance como para sostener el nivel que el disco traía hasta su nudo. 

La historia volvería a cambiar de rumbo unos años más tarde para Red hot chili peppers. En 1996 realizarían una simpática versión de 'Love rollercoaster' (original de los Ohio players) para posteriormente dar fin a la "experiencia Navarro" en 1998 y regresar al romance con Frusciante. La banda viviría entonces un segundo aire entrando el nuevo siglo, publicando exitosos álbumes tales como Californication (1999) o By the way (2002), pero aquello será motivo de futuras reseñas, nos quedamos por ahora con el grato recuerdo de este sub valoradísimo trabajo. A One hot minute le pasó la cuenta el cambio brusco de estilo que propuso, el álbum pagó el costo de aquello en su momento y sufrió el desprecio de la crítica + fans.  Sin embargo, nunca es tarde para retomar deudas del pasado y volver a disfrutar de aquellos grandes trabajos injustamente olvidados, y acá estamos frente a uno que, independiente de su irregularidad, nos dejó gratísimos momentos y a unos Red hot chili peppers que sonaron más técnicos, aguerridos y furiosos que nunca. 

3.5 // Muy bueno!

Otras reseñas de Red hot chili peppers:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada